lunes, 7 de febrero de 2011

Control De Natalidad En Venezuela ¿Posibilidad O Disparate?

Venezuela, un país bendecido por buen clima y recursos naturales, ha visto un crecimiento sostenido de su número de habitantes en las últimas décadas, pero ese crecimiento lamentablemente no ha sido el mismo en la organización y uso del espacio territorial del país. Hemos sido testigos de un crecimiento gigante, anárquico, desorganizado, no planificado de las principales ciudades del País, así grandes aglomeraciones de viviendas (en su mayoría humildes) van apareciendo dia tras dia sin el mas minimo control, generalmente en los "límites" de estas "megalopolis". Y precisamente de esa palabra "control" es de donde parte el problema. Los gobiernos recientes y el actual no han controlado de ninguna manera estos asentamientos de viviendas, y no se trata de negar el esgrimido "derecho a vivienda digna", sino que permitir establecimientos de hogares sin la mas mínima planeación, servicios públicos y vialidad, han sido pues abono para el caos urbano que padece esta tierra de Dios.


Así pues, ya consideramos que una "invasión" de un terreno es un hecho casi "normal", donde vemos a familias enteras armando el consabido "ranchito" que de la noche a la mañana les hace "pisatarios" de una tierra que era o bien de propiedad privada o de la Nación. Luego vienen por supuesto las disputas con los dueños originarios (si los hubiese), o con las fuerzas policiales del Estado, si hay algún interés particular en medio. Si logran quedarse allí, estos "invasores" intentan construir rapidamente una vivienda algo mas resistente que el mencionado "ranchito", para que asi, según la creencia del "invasor" sea mas dificil un posterior desalojo. En toda esta historia que es lo comun?, pues que no hay servicios de electricidad, agua y mucho menos gas, la solución a mano: tomarlo ilegalmente de donde este. Luego tendrá el Gobierno regente, que encargarse de "consolidar" (extraña palabra aqui) estos "asentamientos", gastando inmensas cantidades de dinero para tratar de humanizar algo que partio mal desde el principio, intentando construirles vialidad, vías de acceso, iluminación, aguas servidas, etc. Cuando la "invasión" o "asentamiento" ocurre en zonas de riesgo, montañas o "cerros" la situación es peor áun, pues se hace más dificil la "consolidación".


Traigo esto a colación, pues precisamente la tragedia de quienes viven en zonas de riesgo, llamense "cerros", "invasiones", "barriadas" es terrible cuando la naturaleza aparece y deja sin hogar a muchas familias. Entonces surge el problema mayúsculo: los Damnificados. Familias y comunidades enteras pierden todas sus pertenencias e incluso se quedan sin hogar, quedan a merced de quienes puedan ayudarlos o del Gobierno que los aloje en refugios temporales o les consiga una vivienda. Cual es la imagen que se les viene a la mente cuando observan a estas familias en situación damnificada??? Que es lo más común en las fotos y videos que vemos por allí??? niños y niñas por doquier!


Me pregunto: una pareja que invadio un terreno, armo su casita con los materiales que pudo, generalmente de menos de una decena de metros cuadrados, sin energia electrica, sin agua potable, sin método de eliminación para las aguas servidas, sin ningún tipo de comodidad, con todo eso, pueden sentir estimulo para procrear 1, 2, 3, 4 y a veces más hijos. La respuesta: Si.


Me pregunto: esos niños tienen una vida digna??? tienen un futuro promisorio en las condiciones de vida que les rodean??? serán saludables???. La respuesta: No.


Según cifras del Instituto Nacional de Estadistica en el 2008 se registraron en Venezuela la cifra de 581480 nacimientos (http://www.ine.gov.ve/registrosvitales/resnacimiento.asp). Algunos sesudos del Gobierno Venezolano tomado esta cifra incluso como un logro. Me pregunto: tiene este Gobierno, o los anteriores, o los que vendrán, un plan para garantizarle "vivienda digna", educación, deporte, salud y seguridad a medio millón anual de nuevos habitantes??? La respuesta: Poco probable.


Lamento profundamente la imagen repetida de jóvenes venezolanas adolescentes embarazadas, o incluso con mas de 2 hijos. Mujeres adultas y solteras con varios niños o jóvenes, sin un trabajo fijo o digno. Muchachadas enteras sin a veces un espacio propio, sin una casa que los acoja, sin una cancha en donde jugar, en fin,  poco espacio para que nazca un ciudadano productivo. Si a  los padres les fue dificil conseguir trabajo, a los hijos les será el doble de dificil. El ingreso familiar poco cubre las necesiades básicas. Todas estas condiciones son abono para la deserción escolar y la delincuencia juvenil, tan común en nuestros días.


Venezuela es pues, un país rico en petróleo y otros minerales, pero muy pobre en su planificación familiar. Y pobres somos también en muchas otras cosas, pobres en industria, pobres en agricultura, pobres en ganadería, pobres en servicios públicos, pobres en seguridad. Me pregunto: en estas condiciones es una alegría sumar cada año medio millón de nuevos venezolanos???


Culpables??? valores familiares perdidos, la televisión, sexo sin protección, internet, falta de políticas de salud coherentes, etc; enumerarlas aqui sería hacer mas extensa mi reflexión.




Tarde o temprano, en Venezuela y en el mundo civilizado tendran que adoptarse medidas extremas de control de natalidad, pues la tierra y la naturaleza que hoy alimenta a la mayoría de la raza humana, no se dará abasto con los inmensos requerimientos de alimento y combustible que serán necesarios para sostenerla. O se hace algo al respecto, o seremos todos víctimas de la explosión demográfica incontrolable. Si antes fueron guerras por religión, política o hasta por petróleo... ahora serán por lo mas básico: agua potable y alimentos. Espero que mi país y el mundo reflexione.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada